¿Cuál es la mejor edad para comenzar a hablar de finanzas con tus hijos?

Hablar de finanzas para la mayoría de los adultos suele ser un tema complejo, poco comprensible y al que posiblemente no se le da la debida importancia. Ahora, imagínate establecer una conversación sobre responsabilidades financieras con un niño. Seguramente pensarás que es imposible, sin embargo, no hay mejor manera que un adulto comprenda la importancia de la administración financiera si no es desde temprana edad.

Como sabrás, los niños tienen una excelente capacidad de aprendizaje y retención, por lo que es muy fácil que desde pequeños se les pueda fomentar, además del estudio y desarrollo creativo, ciertos hábitos enfocados a la responsabilidad.

Claro, hay que considerar que la capacidad de razonamiento lógico no es la misma que la de un adolescente, pero cuando un niño está explorando el aprendizaje, ya sea a través de la escuela, juegos o interacción con otras personas, es un buen momento para enseñarle buenos hábitos financieros.

Recientes estudios realizados por la UNICEF demuestran que entre más jóvenes se les pueda impartir una educación financiera a los niños, mejores serán las decisiones que tomarán para su futuro económico y por ello, recomienda que entre los 5 y 7 años es una excelente etapa para cultivar una responsabilidad financiera positiva.

Ahora bien, algunos términos pueden ser complejos, pero puedes comenzar con pequeños conceptos que poco a poco les ayuden a evaluar sus decisiones financieras:

Ahorro. Habla sobre el beneficio de poder guardar algunas monedas, las cosas que se pueden adquirir con el ahorro y la importancia de tener un orden y colocarlas en el mismo lugar (alcancía). Además puedes brindar recompensas por la constancia del acto. • Presupuestos. Muestra cómo llevar un registro de todos los gastos que se realizan, con la finalidad de reforzar el concepto de ahorro y administración del dinero. • Metas. Guía a tus hijos a establecer metas cortas, que los motiven a ahorrar. • Prioridades. Marca la diferencia entre una necesidad y un deseo. Ayudar a tus hijos a priorizar las cosas, puede ayudarlos a administrar correctamente su dinero.

Conforme vayan creciendo, puedes introducir nuevos conceptos que refuercen sus habilidades como el uso de la tarjeta de crédito, cuentas de ahorro, préstamos personales y demás temas que a largo plazo puedan disminuir la posibilidad de endeudamiento y convertirlos en ciudadanos financieramente responsables.

Recuerda que en Vivus México siempre estamos al pendiente de tu bienestar y el de tu familia. Entra a nuestra página y conoce más sobre los préstamos personales que puedes adquirir. Tu primera solicitud es con 0% de interés y sin comisiones. Visita VIVUS.