¿Cuál es la diferencia entre caja de ahorro y fondo de ahorro?

Frecuentemente nos encontramos con ofertas de trabajo que ofrecen caja de ahorro o fondo de ahorro entre sus prestaciones. Estos términos son tan comunes que muchas personas suelen confundirlos.

Tanto la caja de ahorro como el fondo de ahorro buscan fomentar el ahorro en el empleado mediante descuentos que se hacen de manera periódica a su sueldo. Estas prestaciones ofrecen beneficios atractivos, entre ellos, el acceso a préstamos personales. Sin embargo, ambos métodos de ahorro funcionan de manera diferente.

¿Qué es la caja de ahorro?

Este ahorro se crea con las aportaciones voluntarias del trabajador. Este dinero se obtiene mediante descuentos periódicos al salario.

Aportar una parte de tu sueldo a la caja de ahorro es opcional, es decir que nadie puede obligarte a descontar un porcentaje de tu ingreso para este ahorro. Pero, es importante que sepas que muchas empresas ponen como requisito la participación en la caja de ahorro para otorgar préstamos personales.

Al formar parte de la caja de ahorro tienes derecho a acceder a tu dinero cuando lo necesites, a menos que tengas alguna deuda por préstamos anteriores.

¿Qué es el fondo de ahorro?

Este ahorro se conforma de dos partes: el dinero que ahorra el trabajador y las aportaciones económicas de la empresa. Dentro de los acuerdos generales para tener un fondo de ahorro se considera que la empresa aportará cierta cantidad siempre y cuando el trabajador también lo haga. En otras palabras, aportar al fondo de ahorro es obligatorio.

Al ser una prestación negociada a través del contrato colectivo, los trabajadores únicamente pueden acceder a su ahorro en fechas predeterminadas. Por lo general, las empresas hacen entrega del fondo de ahorro a todos sus empleados a final de año o cada seis meses.

¿Cuáles son mis derechos?

Aunque existen algunos detalles que varían dependiendo de lo que hayas acordado con tu empresa, esto es lo más importante que debes saber:

  1. Los porcentajes que descuenten de tu salario deben ser acordados por ambas partes y con previo aviso.
  2. Está prohibido que te descuenten un porcentaje de tu salario para el ahorro si ganas el mínimo.
  3. El tope máximo de descuento al salario es del 30% del excedente del salario mínimo.
  4. De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, el ahorro no puede ser objeto de compensación, descuento, reducción, retención o embargo.
  5. Los ingresos que provengan de la caja de ahorro no podrán ser gravados con el Impuesto sobre la Renta.

Como puedes ver, ambas prestaciones tienen como objetivo incentivar la cultura del ahorro entre los empleados. Lo ideal es mantener las finanzas personales estables, destinando mensualmente una parte de tus ingresos a un guardado para imprevistos, pero sabemos que no siempre es posible. Si te encuentras en una situación extraordinaria y necesitas conseguir dinero rápido, no dudes en acercarte a Vivus México.

Los préstamos por internet de Vivus son rápidos, sencillos y confiables. Solicita hoy tu siguiente préstamo online con Vivus México.

24/08/2017